Terapia Cognitivo – Conductual

La terapia cognitivo-conductual consiste en el proceso que emprende la persona en aprender y desaprender nueva formas de pensar y actuar más eficaces, destinada a conseguir un objetivo marcado. El terapeuta facilita y guía en una serie de técnicas y estrategias psicológicas probadas científicamente para que la persona afronte su problema emocional y lo maneje hasta eliminarlo. El psicólogo es un entrenador y la terapia es un proceso de entrenamiento o reaprendizaje.

Se parte de la premisa de que la conducta humana es aprendida, pero este aprendizaje no consiste en un vínculo asociativo entre estímulos y respuestas sino en la formación de relaciones de significado personales, esquemas cognitivos o reglas.

En esa relación mutua las estructuras de significado (esquemas cognitivos) tendrían un peso fundamental lo cada persona sobre lo que para esa persona significa su experiencia, los otros y el sí mismo.

El objetivo de la terapia es flexibilizar y modificar los esquemas disfuncionales y los pensamientos automáticos.

La terapia congnitivo-conductual abarca diversas modalidades, entre ellas destacamos:

– Terapia de la Conducta
– Terapia racional emotiva conductual (TREC)
– Reestructuración Cognitiva
– Condicionamiento clásico o instrumental
– Desensibilización sistemática
– Terapia de Solución de Problemas
– Inoculación del estrés

“La enfermedad es el resultado no sólo de nuestros actos sino también de nuestros pensamientos”

Mahatma Ghandi

psicologia_sexologia_sevilla_joseluissanchez_04